¡Pobres Pumas!

Catastrófica semana para los Pumas de la Universidad. Perdieron en Copa ante Juárez y después no metieron ni las manos contra los Tigres en la Jornada 13 de la Liga MX.

Puede entenderse que Universidad está invirtiendo gran parte de sus ganancias –con el equipo- en la casa club y en la mejora de sus instalaciones, pero es inadmisible que los Pumas tengan un torneo con solamente tres triunfos, sobre todo porque hablamos de Pumas, uno de los equipos considerados “Grandes” del fútbol mexicano.

Cierto es que vencieron al América y también a las Chivas, pero eso no es suficiente para una institución como la Universidad Nacional; Pumas no puede aspirar solamente a ello. Hoy, deben replantearse seriamente el proyecto, porque sus extranjeros, con la mayúscula Carlos González, no rinden al nivel que demanda el equipo.

Han cambiado de técnico y los resultados no han llegado. Marioni debe estar preocupado por la mala temporada y porque no se ve por dónde esto pueda mejorar. Además, agredió a un aficionado el miércoles terminando el partido en Juárez, y ese es un hecho injustificable. En la UNAM la crisis es honda, las fuerzas básicas no producen la calidad necesaria y los extranjeros no marcan diferencia.

El fanático de Pumas debe estar desesperado y cada vez le va siendo más difícil encontrar fórmulas para alentar desde la tribuna. Sus entradas han bajado y su ranking a nivel nacional como equipo grande se ha ido desinflando temporada sí y temporada también.

Pobres Pumas, porque no se merecen estar viviendo una situación así, sin presente y sin futuro.

Pumas no puede estar peor, su campaña ha sido nefasta, pareciera que nunca se lograron recuperar de la humillación recibida a manos del América en la última liguilla.
Pobres Pumas, porque no se vale tener una gestión tan negra como la actual.

Parece que perdieron el rumbo por completo, que si causa está perdida. Universidad tiene que estar siempre en los primeros lugares y peleando por títulos, lo cual está muy lejos de suceder.
Quedan algunos partidos de liga, ya están de vacaciones y eso es imperdonable para un equipo como la Universidad.

Mientras tanto queda abierta la pregunta: ¿Quién es el responsable de tal atrocidad? ¡Pobres Pumas!

Francisco Andújar.

Fuente de la Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *