¡Semifinales congruentes!

Sin duda alguna, el fútbol mexicano, ha ido ganando en congruencia; históricamente, los torneos cortos han sido criticados por muchos –me incluyo- por ser un sistema de competencia permisivo para el triunfo de la irregularidad, pero en los últimos torneos ha habido un cambio en dicha tendencia. A las semifinales del Clausura, llegan los equipos que mejor nivel han mostrado en los últimos torneos.

Tigres vs. Monterrey

Dos “Pequeños Gigantes” –lo de pequeños va sobrando cada vez más-, equipos cuya inversión, no solamente a nivel de plantillas sino de infraestructura deportiva les ha hecho ganar protagonismo e importancia en nuestro fútbol.

Diez años atrás, nadie en habría imaginado el crecimiento tan marcado que habrían de tener estos dos equipos, hace ya mucho tiempo que el Clásico Regio, dejó de ser un partido de alcance local para mutar en un encuentro de atractivo nacional y quien diga que no, miente.

El fútbol está lleno de revanchas, a la Final Regia de Liga que ganó Tigres en el BBVA le ha sucedido en un tiempo relativamente corto una Final Regia por el título de la CONCACAF conquistada por Rayados hace un par de semanas; vueltas del fútbol, los vecinos del Norte se vuelven a encontrar a paralizar a su ciudad por una semana, para definir quién de los dos se hace del boleto para disputar un título liguero más a sus vitrinas.

Ninguno de estos llega en su mejor momento, Tigres y Rayados avanzaron a semifinales sufriendo y echando mano (tras empates en el global) de su posición en la tabla, dos plantillas con enorme potencial que no han terminado de trasmitir lo suficiente este torneo. Una semifinal que tiene dos vías, la primera –e ideal- es que ambos equipos exploten su potencial en pos del espectáculo deportivo –hecho que les interesa a ambos para ganar de una vez por todas el reconocimeinto a nivel nacional, y la segunda es la vía de la tensión y el poco atrevimiento de ambos cuando se enfrentan.

Guste a quien guste y pese a quien pese, Tigres y Rayados son ya asiduos protagonistas de las instancias finales en nuestro fútbol.

León vs. América

La semifinal que enfrenta al equipo con mejor fútbol y mayor regularidad de todo el torneo, un equipo que es un vendaval que mantiene orden casi infranqueable abajo y una dinámica electrizante e incesante de medio campo hacia el frente contra un equipo sólido, experimentado y altamente protagonista que no atraviesa por su mejor momento, pero que ha probado de sobra el saber jugar y ganar las instancias finales.

El León de Nacho Ambriz parte como amplio favorito por la calidad de juego que ha mostrado el presente semestre; La Fiera es ahora poseedora del récord de triunfos al hilo en el fútbol mexicano y nada de ello es obra de la casualidad. La “Panza Verde” ha sabido ser paciente con su entrenador, le ha dado total autonomía y le ha bancado en sus decisiones y peticiones, el resultado es claro, un fútbol sólido y dinámico, firme candidato al título.

Mientras que el América mostró muy poco sus armas en la eliminatoria frente a Cruz Azul, habiendo sido el nombre de Agustín Marchesín el más sobresaliente de los de Coapa en el partido de vuelta. América, el fantasma más grande de Cruz Azul volvió a imponerse a la máquina y se ha vuelto a plantar en semifinales en su búsqueda por el bicampeonato.

A pesar del poco fútbol desplegado por los de amarillo, creo que, nadie en su sano juicio debería apostar en contra de los de Miguel Herrera en instancias finales.

¡Habemus Semifinales! Las semifinales que agrupan a los tres equipos más consistentes de los últimos años en nuestro fútbol completados por el equipo más consistente y atractivo del presente semestre. ¡Bendito sea, pues, nuestro plato de Mole!

Francisco Andújar.

Fuente de la imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *